Hace aproximadamente tres semanas, se dio el vamos a un nuevo subsidio aéreo entre Coyhaique y Villa O’Higgins, anhelo que se veía concretado tras el anuncio por parte del Seremi de Transportes Fabián Rojas.

Esta situación, que en su momento generó alegría, se transformó en frustración para la localidad, ya que una descoordinación entre el Ministerio de Transportes y la empresa Aerocord impidió que los vuelos continuaran.

“El día 11 de enero del presente año, estábamos todos felices, con el nuevo subsidio aéreo con aeronave Grand Caravan, que cubriría la ruta aérea, Coyhaique – Villa O’Higgins – Coyhaique. Esta alegría nos duró menos de un mes, ya que el jueves 04, sin previo aviso, ni desde la Seremi de Transportes ni de la empresa, se dejó una vez más sin conectividad aérea a nuestra comuna”, indicó el alcalde de la comuna Roberto Recabal.

La situación dejó en una frágil condición la ya dificultosa conectividad entre la austral localidad y el centro poblado más grande de la región, generándose diversos inconvenientes que tiene molestos y frustrados a sus habitantes.

Al respecto, la autoridad local manifestó que “como representante de esta comunidad, hago llegar el malestar generalizado que ha ocasionado esta decisión, tanto en los pasajeros que tenían que abordar en Coyhaique, como los que tenían programada su salida de nuestra capital comunal. Lo que agrava más la situación es que no se pudieron enviar muestras de test PCR y exámenes cardiovasculares que solo duran dos horas, esperamos que a la brevedad posible se retome este servicio que es vital para esta austral comuna”.

Ni la empresa que se adjudicó el subsidio para conectar la comuna con Coyhaique, ni la Seremi de Transportes se han referido públicamente a esta situación, que genera diversos inconvenientes a los habitantes de Villa O´Higgins, ubicada a más de 570 kilómetros de la capital regional.