El edil aysenino lamentó que la información no haya sido conversada y canalizada con los alcaldes de las comunas sureñas. Asimismo, aseguró q a nivel comunal los estudiantes no retornarán a clases presenciales hasta que las condiciones sanitarais no estén dado para aquello.

En el marco de su agenda en Villa Mañihuales, este miércoles el alcalde de Aysén, Luis Martínez, conoció a través de la prensa la determinación de desconfinamiento gradual para las regiones de Los Ríos y Aysén, anunciadas por el ministro de Salud, Enrique Paris.

Paquete de medidas que implican la operatividad de cines y teatros hasta el 25% máximo de su capacidad, al igual que restaurantes y cafés. Asimismo, la reapertura en la agenda de salud de cirugías electivas no críticas. Además, la permitividad para eventos deportivos con participación máxima de diez personas en lugares cerrados, y hasta 50 en lugares abiertos, en ambos casos sin público. Por último, que los adultos mayores sobre 75 años, quienes hasta hoy permanecen en cuarentena obligatoria, puedan salir a caminar una vez al día.

Sobre estos anuncios que, además, incorporan la instalación de un cordón sanitario en la región, se refirió el edil aysenino en contacto en directo con el programa de televisión de La Red “Hola Chile” y en que especificó que “este desconfinamiento no es que sea mala medida, pero las formas no son las adecuadas. Una vez más no se les consulta a los alcaldes, nos enteramos por la prensa. Sin embargo, tenemos algo que es favorable como es un cordón sanitario real, que es lo que pedí como alcalde desde el primer día, creo que estamos un poco tarde con la medida, pero de todas maneras sirve aún, porque si nosotros nos cerramos completamente como región podemos mantenernos sin virus acá. Todavía no conocemos todos los puntos, es decir, esta desconexión en la comunicación entre el gobierno a nivel central y los alcaldes en las comunas queda de manifiesto una vez más”.

La máxima autoridad comunal señaló que, dado que los casos que se han reportado como positivos son importados, “el miedo que tiene toda la comunidad es a contagiarse por gente que venga de afuera y yo creo que el cordón sanitario sí viene a ayudar en eso. Digo que es un poco tarde porque si esto lo hubiésemos hecho al principio nosotros estaríamos trabajando normal, dentro de lo que podríamos definir normal en medio de una pandemia”.

A ser consultado respecto si se está preparado para este desconfinamiento a nivel local, Martínez Gallardo explicó que “Chile no es igual en ninguna parte, lo que se diga en Santiago, lo que se diga en Coyhaique o lo que se diga en Puerto Aysén no es igual. Abrir aquí hoy día, para eso no estamos preparados porque sin no nos han avisado nada, estamos preparándonos como podemos, no hay un protocolo a nivel regional, tenemos que trabajar rápido”.

Agregó que “me hace un poco de ruido que esta información transmita un mensaje que no es el correcto, como que todo se tranquilizó, salgamos a la calle, como que ya pasó la pandemia. Por ello, yo también revisaría el toque de queda que, a mi juicio, en esta región creo que no tiene ningún sentido tenerlo. Estas cinco medidas anunciadas, quiero entender que es una generalidad para las dos regiones. Creo que tenemos que afinarlo a nuestra región y a todas nuestras comunas con cada una de sus características y particularidades”, detalló.

Clases presenciales

Respecto a la posibilidad de que este desconfinamiento involucre un retorno a la educación presencial para los niños y jóvenes en cada una de las localidades que representa, Luis Martínez fue enfático al indicar que “en mi comuna no se vuelve a clases hasta que no estemos cien por ciento seguros. De ninguna manera. Eso no lo podemos hacer”.

“La diferencia que tiene Sánchez es que tienen cinco alumnos. Esto es diferente, yo tengo 3 mil alumnos que ya iban a clases con 40 alumnos en salas de 30, entonces, yo no he completado un sistema de sanitización. Hay niños que solo tienen la ración del colegio, un abrazo en el colegio, de eso no podemos abstraernos, pero aquí hay que hacer raya para la suma de que si nos equivocamos está en juego la vida”, sindicó la autoridad.

El edil aysenino manifestó que “yo no volvería a clases con los niños para que copien materia o sumen, sino que les enseñaría sobre la mascarilla, lávense las manos, no se pueden acercar, enseñar respecto a temas de salud, cómo comportarse. Educarlos sobre eso debiera ser lo principal hoy”.

Finalmente, relevó la instalación de este cordón sanitario, arguyendo que “hay que tener cuidado con cada una de las acciones, con lo que estamos haciendo, así que espero que afinemos todos los puntos. A esta región la usan de experimentos para algunas cosas, pero yo les propongo otro. Hagámosle test a toda la región. Somos cien mil en toda la región. No somos tantos. Eso se puede hacer perfectamente”, culminó el alcalde de Aysén.