La Policía de Investigaciones de Chile tiene dos unidades encargadas de realizar el control migratorio de ciudadanos extranjeros en la región, se trata de la Sección Migraciones y Policía Internacional Aysén y el Departamento de Migraciones y Policía Internacional Coyhaique.

En el último tiempo, debido al contexto migratorio del norte del país, la PDI ha realizado diversas coordinaciones interinstitucionales para abordar la realidad migratoria de la Patagonia Chilena durante este año, reuniéndose con personal de Aduanas, Armada, Carabineros, Fiscalía, Registro Civil y Cámara de Comercio.

Gracias a estas reuniones se ha logrado mantener un trabajo constante, fluido y ordenado en materia migratoria, estableciendo vínculos desde el área de intervención de cada institución para facilitar una óptima coordinación.

Sobre este trabajo, el subprefecto Richard Biernay, jefe del Departamento de Migraciones Coyhaique, sostuvo que “desde que comenzó este año 2021 hemos sostenido varias reuniones de coordinación para analizar el fenómeno migratorio en pandemia, puesto que ha habido bastantes diferencias de lo que fue el periodo anterior”, agregando que “hemos tenido ingresos clandestinos que han llegado a nuestro país por el norte y ya están apareciendo algunos casos en la región, por lo tanto, tenemos que anticiparnos a esta situación y tratar de buscar la manera de aumentar las fiscalizaciones y generar coordinaciones”.

El subprefecto Biernay se ha reunido con el Director del Registro Civil Aysén, Rodrigo Aguilera, para evaluar la entrega de documentos y mejorar algunos procedimientos para hacerlos más expeditos para el ciudadano extranjero; con los encargados de los pasos Río Mayer en Villa O’Higgins y Entrada Baker en Cochrane de Carabineros de Chile para abordar los ingresos clandestinos, prever y adelantar escenarios y coordinar procedimientos; con el Fiscal Jefe de Coyhaique para tratar el tema de las expulsiones de extranjeros; y con la Cámara de Comercio de Coyhaique para educar sobre la relación contractual entre un empleador y un ciudadano extranjero para evitar las principales infracciones que se comenten al no realizar los trámites en los plazos estipulados.

“Estamos sosteniendo reuniones para agilizar procesos y adelantarnos a ciertos escenarios migratorios que hemos visto en el norte de nuestro país y que en algún minuto pudiesen llegar acá a la región”, puntualizó el subprefecto Richard Biernay.

Por su parte, el subcomisario Hans Suazo, jefe de la Sección de Migraciones Aysén, señaló que “como sección de migraciones y policía internacional de Puerto Aysén, hemos llevado a cabo diferentes reuniones con personal de Aduanas y la Armada de Chile esto con la finalidad de realizar un trabajo mancomunado para detectar el ingreso de extranjeros en forma ilegal a la región, principalmente por los puertos. Esto es en Puerto Chacabuco, Puerto Cisnes y Puerto Raúl Marín Balmaceda”.

Además, el subcomisario Suazo enfatizó que “este tipo de reuniones tiene como fin las coordinaciones para poder efectuar las fiscalizaciones en forma aleatoria y obviamente previo a un análisis y al trabajo de inteligencia policial que hoy en día nuestra institución lleva a cabo para sus procedimientos policiales”, agregando que son para “establecer entre las instituciones los protocolos de actuación que tendremos al momento de detectar algún extranjero en forma irregular en las fiscalizaciones de los puertos de la provincia”.

El subcomisario Suazo ha sostenido reuniones con equipo de la Autoridad Marítima de Puerto Chacabuco y Puerto Cisnes de la Armada de Chile y con el administrador de Aduanas de Puerto Chacabuco, Elio Zúñiga, y finalizó indicando que se continuarán realizando con la finalidad de ir actualizando los protocolos de actuación que se mantendrán en la región ante el fenómeno migratorio.