d104cf65-8431-4be6-8ad8-e2175a4250b6.jpg09acebca-922c-4446-bdbe-df4ba79862b1.jpg3a2e7052-400e-4d6b-baf8-a3e1c5004398.jpg

El personal de la Primera Comisaría se sumó a la “campaña solidaria del kilo y el choco” en ayuda de las familias más vulnerables. Asimismo el personal fue parte de la celebración del año nuevo indígena, uno de los principales hitos espirituales de este pueblo ancestral.

Como cada año, Carabineros de la Oficina de Integración Comunitaria de dotación de la Primera Comisaría de Coyhaique, se sumó a la “campaña del kilo y el choco”, organizada por Sandra Vargas, Presidenta de la Junta de Vecinos Clotario Blest Etapa II y III.

Tras adoptar los resguardos sanitarios pertinentes con motivo de la pandemia por Covid-19, el personal se unió a los vecinos para efectuar un recorrido por el sector territorial y participar de una nueva versión de este puerta a puerta con la finalidad de reunir leña y alimentos, los cuales -más tarde- fueron organizados en canastas familiares para ir en ayuda de aquellas familias más necesitadas, gesto que fue agradecido por los vecinos, entrega que en esta ocasión se desarrolló en un contexto marcado por la emergencia sanitaria.

 

Año nuevo mapuche

En otro ámbito, Carabineros de la 1ra. Comisaría se trasladó hasta la localidad de Balmaceda con la finalidad de participar del We Tripantu o año nuevo mapuche, tras una invitación por parte de la Asociación Mapuche We Folil y del Comité Habitacional Mapuche  Huilli Ruka.

De esta forma, la Institución representada por el Mayor César Leiva, Comisario de Coyhaique y la Oficina de Integración Comunitaria fueron parte de uno de los principales hitos espirituales de este pueblo y cultura ancestral, el cual marca el inicio de un nuevo ciclo de vida, permitiendo agradecer y renovar las energías para recibir los nuevos brotes de la naturaleza.