En este sentido, el Mayor Manzur Abutom, Comisario de Puerto Aysén, aseguró que “Se trabajó a raíz de una información recepcionada el fin de semana y que fue entregada a la SIP, con la finalidad de realizar diligencias en un establecimiento que aparentemente estaba funcionando con menores de edad”.

Además, aseguró que “se pudo determinar que efectivamente habría un establecimiento que funcionaba con guardería y que no contaba con los permisos respectivos sanitarios ni de educación”.
Según la información entregada por la autoridad uniformada, al momento de la fiscalización se encontraron a dos menores y se evalúa a cuántos atendían realmente en ese establecimiento. Por lo que también se comunicaron con los familiares de los menores y se pusieron los antecedentes a disposición del Juzgado de Familia para evaluar una presunta vulneración de derechos de los menores.