Al interior del domicilio utilizado para la transacción de drogas, fue encontrado un cultivo indoor, dinero en efectivo, entre otros medios probatorios.

Carabineros del O.S.7 Aysén en un trabajo conjunto con la Fiscalía local de Coyhaique, puso término a una extensa investigación, la cual finalizó con la detención de tres personas por infracción a la Ley de Drogas Nº 20.000, sumado al decomiso de un cultivo indoor con 12 plantas del género cannabis sativa en proceso de crecimiento.

El trabajo investigativo efectuado en conjunto con Unidad de Análisis Criminal y Focos Investigativos del Ministerio Público se inició a partir de un antecedente que daba cuenta sobre la venta de drogas en un inmueble de la ciudad de Coyhaique.

Según expresó Jefe de la Sección O.S.7 Aysén Capitán Emiliano Gutiérrez, un silencioso trabajo a cargo del personal especializado finalizó en las últimas horas con la entrada y registro al domicilio, diligencia que permitió la detención de tres personas, entre estas, una mujer que utilizaba el inmueble para transacciones de droga, un sujeto que –según la investigación- se dedicaba al cultivo ilegal de cannabis sativa en el lugar y un comprador de sustancias ilícitas.

“Nuestro personal especializado mediante diversas técnicas investigativas, logró establecer la comercialización de marihuana en un inmueble en la comuna de Coyhaique, procediendo un equipo del O.S.7 a detener al comprador, dando cuenta de ello a la Fiscalía, a través de la cual se gestionó la orden de entrada y registro al inmueble investigado, logrando la detención de una mujer quien se dedicaba a comercializar droga, además, en unas de las habitaciones del inmueble, se logró detectar y decomisar un sistema de cultivo indoor, con 12 plantas de marihuana, procediendo a la detención del otro sujeto por cultivo ilegal de esta droga”, detalló el Oficial.

El resultado final de la diligencia arrojó igualmente el decomiso de 9 bolsas pequeñas de nylon transparente contenedoras de 9 gramos 110 miligramos de marihuana elaborada, lo que equivale a 18 dosis de la sustancia ilícita equivalente a más de $180.000, además de la incautación de $220.000 en dinero en efectivo, una balanza digital y otras evidencias asociadas al delito investigado.

Finalmente y, por instrucción de la Fiscal de drogas, dos imputados pasaron a la audiencia de control de detención, en tanto que el comprador de sustancias ilícitas fue dejado en libertad, permaneciendo a la espera de citación por parte del Ministerio Público.