Así como se aplazó con la ley N°21.224 de abril de 2020 y hace algunos días para vehículos particulares mediante la modificación del Decreto Supremo N°24 de marzo de 2020.

El Concejal de Cochrane, Miguel Aravena Torres, solicita a la Secretaría Regional Ministerial de Transportes y Telecomunicaciones, flexibilizar la obligación de renovación de revisiones técnicas de vehículos de trasporte de carga y pasajeros que deben cumplir con esta disposición cada 6 meses y los que habían sido beneficiados con una prórroga de dos meses si debían renovar entre marzo y abril de 2020.

En el caso de nuestra austral provincia, son numerosos los vehículos de carga sobre 1.750 kg y sus remolques, los de transporte de pasajeros de más de nueve asientos, taxis, taxis colectivos, vehículos de transporte escolar, entre otros, que vencen su revisión técnica durante los primeros días de julio del año en curso, los que deberán viajar a la ciudad de Coyhaique a realizar dicho trámite, toda vez que la Planta de Revisión Técnica, que hacía itinerancia en la provincia, está suspendida por la pandemia en curso. Lo anterior importa no solo solventar costos económicos, sino, además, riesgos sanitarios para estos pequeños emprendedores locales a una zona que actualmente se encuentra afecta a contagio comunitario por Covid19.

Es por ello que el Concejal Aravena, solicita a la Seremi indicada y dentro de las atribuciones que la legislación actual le entrega, buscar alternativas para flexibilizar este trámite, al igual que como se hizo para vehículos particulares, entregando igualdad ante la ley a estos compatriotas que están, como muchos , sorteando las vicisitudes de esta pandemia que nos afecta.

Son decenas los micro-emprendedores de la provincia tanto de transporte de carga como de pasajeros que no están considerados en la modificación del decreto que permitirá aplazar hasta septiembre la renovación técnica de vehículos particulares que vencían el 30 de junio debido a pandemia en curso.

Y no solo eso, sino, además deberán viajar a Coyhaique a realizar dicho trámite, solventando costos económicos y el riesgo de interactuar en una zona con contagio comunitario por Covid 19.

Poe ello, El gobierno debe mostrar algún grado de preocupación por estos emprendedores que han tenido que sortear, no sin dificultades,  la actual crisis sanitaria y económica, para mantenerse a flote sus negocios, para que además, no sean considerados como el resto de los chilenos, en las facilidades anunciadas.