A nivel nacional, la Policía de Investigaciones de Chile cuenta con 29 Brigadas Investigadoras de Robos (BIRO) distribuidas a lo largo del país, unidades especializadas que realizan investigaciones y análisis respecto de fenómenos delictuales en todo su ciclo, incluyendo la intervención de los mercados de bienes robados.

Estas unidades cuentan con detectives especializados en la investigación de los delitos, y han sido capacitados en temas como análisis criminal, manejo de evidencias, irrupción policial, especialidad de robos, técnicas de recolección de datos, derechos humanos, liderazgo y trabajo en equipo, entre otras áreas que son reforzadas constantemente para enfrentar la evolución de los delitos contra la propiedad.

Trabajo de investigación y análisis criminal

Así, la Brigada Investigadora de Robos Coyhaique, unidad encargada de investigar estos hechos en toda la jurisdicción regional, durante el último tiempo ha trabajado en diversas concurrencias instruidas por el Ministerio Público, tanto en Coyhaique, Aysén y otras localidades más apartadas, donde la mayoría responde a delitos de robo en lugar no habitado y robo en lugar habitado. Desde la BIRO Coyhaique, el subprefecto Víctor Toledo, jefe de la unidad, explica que los primeros hechos han afectado, principalmente, a dependientes de locales comerciales en Coyhaique y Aysén, mientras que los robos en hogares se han concentrado en zonas más rurales. “En ambos casos desconocidos acceden mediante el uso de la fuerza a las dependencias para sustraer distintos tipos de especies”, puntualizó el subprefecto Toledo.

Del mismo modo, “en el último tiempo también hemos tenido diligencias en torno a delitos de robo con violencia e intimidación, hechos que son poco habituales en esta zona, delitos que fueron investigados en corto tiempo, y que mantienen actualmente a los involucrados en prisión preventiva, resultados positivos que impactan en elevar la sensación de seguridad de nuestros ciudadanos”, agregó el jefe de la BIRO Coyhaique. Además, destacó que “tenemos diversas investigaciones en curso por delitos contra la propiedad, especialmente robos en lugar no habitado, de las cuales se han obtenido resultados positivos respecto a la individualización y detención de los responsables, como también se han recuperado distintas especies denunciadas”.

El subprefecto Víctor Toledo indicó que “las investigaciones realizadas por los detectives especializados en robos son complejas de investigar, ya que no se cuenta con una relación víctima-victimario, por lo cual el equipo investigador debe dedicar un prolongado tiempo en efectuar las respectivas indagaciones, las que buscan entregar todas las evidencias necesarias al Ministerio Público, mediante los respectivos informes, donde se sustenten las solicitudes de órdenes de entrada y registro y órdenes de detención de quienes están involucrados en los hechos, para una correcta persecución penal”.

Para ello, dadas las diferentes complejidades de los delitos que son investigados, “se emplean distintas técnicas investigativas y de análisis criminal, donde el cruce de información, el trabajo de sitio de suceso y el peritaje de las evidencias, entre otros elementos a considerar, se vuelven relevantes para el desarrollo de una investigación profesional”, puntualizó el jefe de la BIRO Coyhaique.

La PDI no sólo busca intervenir y romper la cadena del delito en el origen de éste, sino que, en cada eslabón, considerando también los mercados de bienes robados, donde se produce el delito de receptación.

Por eso, el jefe de la Brigada Investigadora de Robos Coyhaique realizó un llamado a la ciudadanía a “tener siempre presente las medidas de seguridad y de autoprotección, y en caso de ser víctimas de algún robo denunciar el hecho, ya que nos permitirá iniciar investigaciones, relacionar delitos entre sí y de esta forma iniciar los análisis correspondientes, observando con especial interés la búsqueda y conexión de bandas criminales dedicadas a cometer delitos contra la propiedad que afectan a la ciudadanía, principalmente, delito de robo en lugar no habitado y habitado y los últimos hechos de robo con violencia e intimidación que se han dado en la zona”.

Balance 2021

Durante el año 2021, la PDI en la Región de Aysén recepcionó 77 denuncias sobre distintos delitos de robos, como robo con violencia, robo por sorpresa, robo en lugar no habitado, robo en lugar habitado, robo de vehículos motorizados, robo de accesorios de vehículos, robo frutado y robo en bienes nacionales de uso público. Además, 11 denuncias por abigeato, cinco denuncias por hurto agravado y siete denuncias por hurto simple por un valor sobre 40 UTM, contabilizando un total de 100 denuncias por este tipo de hechos.

Además, durante el año pasado la Brigada Investigadora de Robos Coyhaique recibió por parte del Ministerio Público 80 órdenes de investigar por distintos delitos de robo, como los mencionados anteriormente, además de abigeato y hurto agravado.

Durante el 2021, se detuvo a 28 personas por delitos de robos, 23 personas por delitos de receptación y 3 personas por el delito de hurto agravado, contabilizando un total de 54 personas detenidas por delitos contra la propiedad, logrando esclarecer distintos hechos ocurridos en Coyhaique y Puerto Aysén.