*Se espera que se sigan sumando más vecinos y vecinas a éstas y otras actividades del programa Quiero Mi Barrio en el sector Quebrada de la Cruz.

Muy motivados están los vecinos del barrio Quebrada de la Cruz, quienes hace un mes están realizando actividades autoconvocadas para limpiar y hermosear su sector. Este trabajo comunitario responde a una necesidad de la comunidad de trabajar en conjunto por el bien común de la población, si bien en un principio la convocatoria estuvo a cargo del programa Quiero Mi Barrio del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, ejecutado por la Municipalidad de Coyhaique, los siguientes encuentros fueron convocados por los propios vecinos. Estas acciones se insertan en el  Plan de Gestión Social del programa.

Nancy Vargas, presidenta del Consejo Vecinal de Desarrollo (CVD) del barrio Quebrada de la Cruz, se refirió a estas actividades: “hace como un mes más o menos que empezamos a hacer mingas de limpieza, nos juntamos con los vecinos a hacer limpieza en la población, a cortar pasto y queremos seguir. Invitamos a más vecinos a participar con nosotros, a seguir haciendo estas mingas para que las poblaciones se sigan manteniendo limpias. Ya se ve más ordenado, el pasto está cortado, estamos haciendo hartas cosas”.

En tanto, Jessica Ojeda, Secretaria Técnica Minvu Aysén, destacó estas iniciativas que se enmarcan en el Eje Medio Ambiental que posee el Programa Quiero Mi Barrio, “uno de los objetivos transversales que posee el Quiero Mi Barrio es fortalecer y reactivar la vida comunitaria dentro de los barrios, en donde se interviene. Se busca rescatar la vida de los barrios de antes, cuando uno conocía a los vecinos y se forjaban lazos de amistad para toda la vida.  Hoy tenemos en el Barrio Quebrada de La Cruz tremendos dirigentes y vecinos muy empoderados y con ganas de hermosear y mejorar los espacios comunes  dentro de su barrio, involucrando a vecinos/as de todas las edades”.

Williams Rebolledo, director de SECPLAC de la Municipalidad de Coyhaique, indicó: “el programa Quiero Mi Barrio, levantando las necesidades de las familias, comenzó a trabajar este concepto  de mingas de limpieza. En un principio se comenzaron a hacer estos operativos de limpieza en conjunto con los vecinos en la Quebrada de la Cruz y al ver que esto era muy productivo, la comunidad, la gente, continuaron reuniéndose por sí mismos; eso permitió que se empezaran a unir, a reactivar, a mejorar entre ellos. Eso demuestra la importancia que tiene el programa Quiero Mi Barrio, la compenetración con la comunidad y poder trabajar en conjunto entre todos los actores del mismo territorio. Es importante que exista unión entre los vecinos y poder continuar con el programa en ese sector y poder desarrollar las actividades en conjunto, como el taller de tejido a crochet y los talleres de diseño participativo de los proyectos”.