Este 28 de abril se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, proclamado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en los años 60’. Iniciativa que busca promover el trabajo seguro, saludable y digno; además de reiterar la importancia de adoptar medidas preventivas para evitar accidentes de laborales y el aumento de enfermedades profesionales.

De esta forma, en lo que va corrido del año 2021, la región de Aysén presenta 03 personas fallecidas en accidentes del trabajo, principalmente relacionados al rubro acuícola y otro número no menor ha sufrido lesiones graves e incapacitantes derivadas del desempeño de sus funciones, para quienes se debe rendir reconocimiento en este día. Tal como lo manifestó el Encargado (s) de la Unidad Salud Ocupacional de la Seremi de Salud Aysén, Carlos Arteaga.  “Este año la organización mundial del trabajo ha priorizado como mensaje a todo el mundo del trabajo que se mantengan sistemas de gestión de salud y seguridad.  Dado que desde el año pasado estamos cursando la pandemia por COVID-19, se ha visto que distintos procesos laborales se han visto afectados desde la movilidad, hasta los periodos de descanso de algunos trabajadores. Además recordamos en este día a las personas que ha sido víctimas de accidentes del trabajo, a quienes fallecen por el trabajo que ejecutan o bien sufren accidentes con lesiones graves o incapacitantes. Este año en la región de Aysén tenemos 03 trabajadores que lamentablemente han fallecido por el trabajo que realizaban, principalmente por el trabajo que realizaban vinculado al mundo acuícola, es por eso que hacemos un llamado a las empresas a adquirir sistemas de gestión que permitan mantener organizados sus proceso productivos, esto va a permitir que las tareas de riesgo que son peligrosas puedan mantenerse controladas y hacerse de una forma que sea segura y no improvisando, es por esto que hacemos un llamado – especialmente a las empresas del rubro acuícolas- dado a las tareas de alto riego que realizan a mantener, vigilar y cumplir con los protocolos de sus sistemas de gestión”.

Es por esto que instamos a las empresas a adquirir, a través, por ejemplo, de sus organismos administradores, sistemas de gestión de salud y seguridad en el trabajo, que permitan ordenar la gestión de riesgos al interior de las organizaciones, siendo la identificación de peligros y riesgos, efectuada de manera sistemática, profesional y acuciosa, la base para prevenir que nuestros trabajadores sufran accidentes graves y fatales en nuestra región.

También instamos a las empresas a ser responsables en el cuidado de las personas bajo su cargo y poner por sobre cualquier otro calculo, la salud y seguridad de sus trabajadores.