La Fiscalía de Chile en la región de Aysén, institución encargada de dirigir la investigación de los delitos, acusar a los responsables y dar protección a víctimas y testigos, conmemora esta semana su 22° aniversario institucional.

“Tengo la convicción de que contamos con un excelente equipo de colaboradores. Por cierto, a cuatro años de haber asumido como Fiscal Regional, sé que siempre es posible mejorar y por eso, siempre estamos atentos a los cambios, buscando aquellas áreas donde es posible agregar valor a nuestra función pública”, comentó el Fiscal Regional, Carlos Palma, quien lidera un equipo de 73 funcionarios y fiscales en Aysén.

“Las personas y su actitud frente a la vida laboral, son quienes hacen que una institución se desarrolle y cumpla con su trabajo, poniendo a disposición de la comunidad sus conocimientos y habilidades”,  añadió el persecutor penal.

VALORES

El 15 de octubre de 1999, se publicó la Ley 19.640 Orgánica Constitucional del Ministerio Público, que dio vida a esta institución que dirige la investigación de los delitos, de forma autónoma e independiente.

En la Región de Aysén, ya son casi 19 años de existencia de la Fiscalía, luego de aquel 16 de diciembre del año 2002 en que se inició la Reforma Procesal Penal en esta parte del país.

Los valores institucionales que inspiran el trabajo de la Fiscalía, cuya labor efectúa en constante coordinación con Carabineros, PDI, Servicio Médico Legal, Tribunales, Servicio de Salud, Gendarmería, entre otras instituciones, son la objetividad, vocación de servicio público, probidad, respeto y compromiso.