• Más de 900 kilómetros con 13,600 metros de altimetría, hicieron parte del recorrido de los riders solidarios de “Fireflies Patagonia”

Por más de una semana en la calles de la Región de Aysén, más de 20 riders solidarios del evento mundial «Fireflies Patagonia», culminaron su paso por primera vez en Coyhaique, una iniciativa que tiene como principal objetivo recaudar fondos para los niños y niñas con cáncer de la Fundación Vivir Más Feliz. En él participaron destacados deportistas y productores cinematográficos de nivel mundial, quienes quedaron maravillados con la naturaleza de la real Patagonia.

La ilustre Municipalidad de Coyhaique, representado por el alcalde Carlos Gatica, aceptó la invitación de “Fireflies Patagonia”, con el propósito de apoyar a los niños y niñas que padecen de esta enfermedad, además con el objetivo de aportar al crecimiento de la comuna a través de nuestros emprendedores locales, potenciando la línea turística de la ciudad.

“El evento fue algo muy importante para nosotros como Municipio, porque se pudo aportar directamente a nuestros niños y niñas con cáncer, además fantástico que desde distintos países vengan a participar porque nosotros tenemos una interculturalidad tremenda”, manifestó la concejala Yohana Hernández.

En esa misma línea el concejal Fidel Pinilla, señaló lo positivo de desarrollar este tipo de actividades que cumplen un sentido social en el mundo y en las personas. “La verdad muy contento de poder haber apoyado esta iniciativa desde el Concejo y el Municipio, “Fireflies Patagonia” es una tremenda carrera, la carrera más dura del mundo, es el primer año que pudimos lograr esta alianza y seguramente esto es el comienzo (…) agradecer el gran apoyo que hemos tenido de parte de la Municipalidad, por premiar a los participantes y ojalá que esto perdure en el tiempo”, señaló el concejal

Además de que los riders pedalearon, entregaron libros, cascos de bicicletas, cajas de alimentación, en la Escuela Arroyo el Gato, Ñirehuao y Lago Verde, todo esto gracias al trabajo en conjunto que realizó el municipio de Coyhaique con otros auspiciadores del evento.

“Nosotros hemos tenido la oportunidad de realizar Fireflies durante 6 años consecutivo, esta es la primera vez que hacemos “Fireflies Patagonia”, en la real Patagonia, lo habíamos hecho en la región de la Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, también en Estados Unidos (…) pero para nosotros este es el mejor que hemos hecho en 15 años, la región que tiene, la cantidad de paisajes, la diversidad, su gente, la cultura y la ruta, hizo que todos contempláramos todo, no podíamos creerlo y nos atrasamos porque parábamos a sacar foto en cada lugar que podíamos y muchos de los que estaban en la carrera, que  vienen de toda parte del mundo decían que este es el lugar más lindo del mundo que han visto en su vida”, expresó Polo Luisetti, Director de “Fireflies Patagonia”.

Carolina Fresno, productora general de “Fireflies Patagonia” 2022, agradeció el trabajo en conjunto que se hizo con el Municipio, “gracias a la municipalidad y al alcalde logramos contactar a distintas personas, a los directores de los colegios a través de los funcionarios de la oficina de turismo. En los punto de abastecimiento recibimos todo de parte de la gente, que era la idea de que ellos en el fondo se mezclaran y que los ciclistas estuvieran con la comunidad local, el pensamiento no era traerse todo de distintos lados ni de Santiago, así que fue muy increíble y el recibimiento en la plaza fue muy espectacular”.

La iniciativa contó con la participación del ciclista coyhaiquino José Luis “Pipo” Rodríguez, campeón nacional e hijo ilustre de la capital regional e integrantes del club de ciclismo Liceo Josefina Aguirre.

“Bueno primero que todo fue fantástico lo que hicieron por una causa, en la cual ellos pedalean que es sumamente duro, yo que ando en bicicleta encuentro que es algo  súper grande, así que muy contento de haberlos acompañado en representación de Coyhaique y gracias a ellos por la oportunidad”, dijo Rodríguez.

Estefanía Chávez, ciclistas del Liceo Josefina Aguirre, expresó “la verdad fue una experiencia demasiado bacán, se disfrutó caleta, nada que decir, estuvo muy divertido todo, muy simpáticos y esperamos seguir conociéndolos mucho más”.

El cierre de la actividad tuvo lugar en la Plaza de Armas de Coyhaique, espacio en donde los participantes recibieron un diploma otorgado por la administración del alcalde de Coyhaique, Carlos Gatica.