El Instituto Nacional de la Juventud con el apoyo de las estudiantes de Enfermería de la Universidad de Magallanes, están realizando un ciclo de encuentros a través de zoom dirigido a los jóvenes de la región, esto  con el objetivo de generar espacios que contribuyan a la comunidad y principalmente a los jóvenes ayseninos para que ejerzan un voluntario responsable durante esta pandemia, en las diferentes actividades donde participen, realicen u organicen.

La iniciativa comenzó el lunes recién pasado y se estará realizando hasta el miércoles 29 del presente mes. La capacitación cuenta con 5 módulos donde los jóvenes participantes aprenderán sobre el  distanciamiento social, uso de mascarilla, lavado de manos, uso de alcohol gel, elementos de protección personal, primeros auxilios en luxaciones, fracturas, esguinces, paro cardiorrespiratorio, obstrucción de la vía aérea por cuerpo extraño, manejo de heridas, sangrados, quemaduras y cortes.

“La  importancia de tener un trabajo continuo y en conjunto  entre ambas  instituciones es primordial, puesto que  trabajamos al servicio de nuestra  comunidad.  Esta iniciativa la creamos con el objetivo de que nuestros jóvenes encuentren una experiencia enriquecedora y valórica para el crecimiento  y desarrollo personal, este tipo de  educación es importante para ellos, para que sean conscientes y responsables evitando riesgos, es por ello que estos ciclos no solo son herramientas para cuidarse en tiempos de pandemia, sino que también para la vida diaria”, sostuvo la Directora Regional de INJUV Aysén, Silvia Leiva Henríquez.

En tanto la Coordinadora y Jefa de la carrera de Enfermería del centro universitario Coyhaique, Alejandra Narváez, señaló que “esta instancia de aprendizaje va en directo beneficio a jóvenes de la región de Aysén que desempeñan esta hermosa labor de ser voluntario en las actuales condiciones de salud. Por lo tanto, las herramientas a entregar van más allá del contexto actual, ya que serán de apoyo para desenvolverse de forma segura en todas las actividades que realicen en pro de la comunidad y de ellos. Además es muy importante para nosotros como entidad de educación superior la vinculación entre jóvenes. Finalmente son jóvenes capacitando a jóvenes”.

Ignacia Echaveguren, joven participante destacó la iniciativa de ambas instituciones y agregó que “me ha gustado muchísimo como se han preocupado de  enseñarnos, nos sirve bastante para que estemos preparados ante emergencias y también la vida cotidiana, yo no manejaba tanta información sobre la pandemia, pero ahora ya me explicaron mis dudas y me siento mucho más informada y eso es muy positivo”.

En tanto Benjamín Gómez, indicó que “personalmente encuentro que los ciclos de capacitación  son positivos,  puesto que son necesarios para que los jóvenes  sepan primeros auxilios o como enfrentar situaciones de emergencia que se nos puedan presentar. Yo tengo conocimientos sobre la materia pero  quería reforzar lo que ya se, siempre es bueno seguir perfeccionándose y obtener más conocimientos. Espero que se sigan realizando este tipo de instancias para que más jóvenes puedan participar”.