La Central de Abastecimiento en coordinación con el Servicio de Salud Aysén, ha cubierto las necesidades de toda la red desde marzo de 2020 a la fecha, bajo pandemia.

Durante la tarde del lunes 6 de diciembre, la Central de Abastecimiento del Sistema Nacional de los Servicios de Salud (Cenabast) se reunió con el Servicio de Salud Aysén, con el objetivo de hacer un balance del trabajo conjunto en pandemia y coordinar la gestión actual.

Si bien la situación de la pandemia se ha visto más compleja en los últimos días en la región, alcanzando una positividad superior al 8% en Coyhaique, la Red Asistencial de salud de la Región de Aysén ha entregado desde un inicio el tratamiento necesario a los pacientes que ingresan a los hospitales de la zona.

El abastecimiento de medicamentos como Atracurio, Midazolam y Rocuronio ha sido fundamental para los procedimientos de pacientes Covid-19, como intubación para ventilación mecánica. Por lo mismo, el trabajo conjunto de ambas partes, ha permitido contar con estos fármacos para sedación, analgesia y bloqueadores neuromusculares, tanto por la precisión de los antecedentes que ha entregado el Servicio de Salud Aysén, como por la buena gestión que ha tenido la Central.

Para Jaime Espina, jefe de División de Abastecimiento “bajo pandemia el aumento en la demanda de medicamentos creció en Chile y el mundo, y no todos los países han sido capaces de responder a este aumento. Gracias a la coordinación con el Minsal y los diferentes servicios del país, hemos sido capaces de soportar ese aumento increíble de demanda de la red pública y privada, asegurando el stock de este tipo de fármacos”.

En este contexto, desde marzo de 2020 a octubre de 2021, la Central de Abastecimiento realizó la compra de 175.293.301 unidades de 22 tipos de fármacos para pacientes Covid-19 en todo Chile.

Para el Servicio de Salud Aysén, específicamente, la adquisición de este tipo de fármacos ascendió notoriamente respecto a años anteriores. Durante el año 2019, el Servicio de Salud Aysén requirió 126.838 unidades de este tipo de medicamentos y en 2021 su cifra se duplicó a 246.627 unidades.

Como ejemplo, en 2019, en bloqueadores musculares el Servicio de Salud demandó 3.095 unidades de fármacos, y sólo en 2021 para pacientes Covid-19 necesitó 47.110 unidades de este tipo de medicamento.

“Estuvimos recorriendo el Hospital Regional Coyhaique, su farmacia, bodegas, la droguería del servicio, y poder haber estado en terreno con nuestros pares ha sido una buena manera de continuar coordinando el trabajo y mejorar la gestión. Además, seguimos en pandemia y la idea es seguir el abastecimiento con todo lo necesario para apoyar a los pacientes”, agregó Espina.

La importancia de la visita a la región

De acuerdo a lo señalado por Jaime López, Director (S) del Servicio de Salud Aysén, “esta visita se enmarcó en una aproximación del conocimiento personal y presencial de los ejecutivos que trabajan con nuestra red de salud, y el Hospital Regional Coyhaique, donde se pretenden fortalecer los vínculos para lo que se nos viene en los próximos años”.

“CENABAST para nosotros como red es muy importante, porque hoy día gestiona gran parte de las compras relativas a los insumos y también a los medicamentos que nosotros entregamos a través de la red del SSA. Ellos articulan un poder comprador y una importante capacidad de negociación en el contexto de lo que ha sido esta pandemia. Los años 2020 y 2021, respecto a la adquisición de los elementos de protección personal y los medicamentos para el mantenimiento de pacientes afectados por COVID que son específicos y que fueron muy requeridos, que gracias a la gestión de CENABAST nunca tuvimos problemas en la continuidad de suministros, en la cadena logística, que tiene que tener la red para poder solventar estos requerimientos”, recalcó la autoridad de salud.

Ante la situación actual que estamos viviendo con la pandemia, desde Cenabast se aseguró, que los equipos continúan trabajando coordinados de la misma forma que en un inicio, con el objetivo de asegurar el abastecimiento de todos los fármacos necesarios para poder tratar a los pacientes, en la Región de Aysén como en el resto del país.