Detectives de la Brigada Investigadora de Delitos del Medioambiente y Patrimonio Cultural (BIDEMA) Aysén, el pasado lunes 22 de marzo detuvieron a una mujer, mayor de edad y sin antecedentes policiales, por el delito de maltrato animal, quien mantenía en su domicilio a cinco perros en malas condiciones.

Los hechos fueron denunciados en marzo de 2020 en la unidad policial de Puerto Aysén, procediendo los detectives de la unidad especializada a realizar las primeras diligencias de investigación y derivar los antecedentes al Ministerio Público para poder establecer fehacientemente lo denunciado.

Gracias a los antecedentes aportados, la BIDEMA Aysén continuó con las primeras diligencias conducentes a verificar las condiciones de los animales que mantenía la imputada, “los detectives concurren al lugar y se percatan que estos canes se encontraban en un avanzado estado de desnutrición y presentaban algunas enfermedades, esto debido a que la mujer los cuidados propios de una tenencia responsable, causándole daño a los animales”, señaló el jefe de la unidad especializada, comisario Claudio Reyes.

Posteriormente, “los antecedentes son puestos en conocimiento del Ministerio Público, quien emite una orden de investigar y tras realizar todas las diligencias del caso se pudo comprobar la participación y responsabilidad de la imputada en el delito investigado”, agregó el comisario Reyes.

La mujer no se presentó a la audiencia de formalización de su causa, generando la orden de detención por rebeldía de la imputada emanada por el Juzgado de Garantía de Puerto Aysén, la que se materializó el pasado lunes por detectives de la Policía de Investigaciones.

El Tribunal decretó legal su detención y la suspensión condicional del procedimiento, ordenando el pago de una multa de $50.000 pesos en beneficio del albergue municipal.

Finalmente, el comisario Reyes realizó un llamado a denunciar estos hechos, instando a la ciudadanía a mantener una tenencia responsable de mascotas para evitar actos de crueldad en contra de los animales.