Durante años el rol de la mujer rural ha sido fundamental para el desarrollo de la economía familiar campesina, y lo sigue siendo, especialmente en tiempos de Pandemia por COVID – 19, donde muchas de ellas han tenido que adaptarse a las nuevas formas de comercialización digital, desarrollando rápidamente nuevas competencias con el objetivo de seguir produciendo y percibiendo ingresos.

Y como apoyo al desarrollo de este objetivo es que bajo la administración del Presidente Sebastián Piñera, hoy más que nunca  se ha propiciado a través de diversos instrumentos y programas, aumentar la autonomía de la mujer a través de un proceso de empoderamiento personal y colectivo, con el fin potenciar sus habilidades emprendedoras, lo que ya es sabido, impacta directamente en la calidad de vida de ellas y sus familias.

Es así como a través del Programa Mujeres Rurales  (Ex Convenio INDAP – Prodemu),  la política pública se hace carne y se materializa a través de una instancia concreta, que busca fortalecer diversas competencias, habilidades sociales, organizacionales y de gestión, además de  empoderar el rol de la mujer rural.

Un ejemplo de aquello lo demuestra el testimonio de la señora Eduvina Troncoso, productora de la localidad de Villa Mañihuales: “El apoyo que a mí me enseñó y recibí fue cuando comenzamos con el programa INDAP – Prodemu, donde me mostraron los instrumentos que habían a disposición de INDAP, como los  invernaderos ó créditos. Imagínese que con lo que gané en el invernadero, logré pagar el motocultor, lo que ha sido un apoyo muy importante”, indicó.

Respecto el trabajo desarrollado por el Programa Mujeres Rurales en estos tiempos, el director regional de INDAP Aysén, Patricio Urrutia Ramírez, señaló: “No nos deja de sorprender el empuje, la entrega y sobre todo la resiliencia de las mujeres rurales de Aysén, que han sabido sobreponerse a esta Pandemia, aprovechando todas las herramientas que como gobierno se han puesto a disposición, que sin la  capacidad de adaptación de cada una de ellas,  no habría sido posible”, agregando que: “ Vemos como hoy se agrupan a través de grupos de WhatsApp, comunidades virtuales, manteniendo el espíritu y en pie, los procesos productivos, desarrollando proyectos y sobre todo, impactando positivamente en cada uno de los hogares”, indicó el Director Regional de INDAP Aysén, Patricio Urrutia Ramírez.

Por su parte la directora Regional de PRODEMU en Aysén, Marlene Julio, destacó: “El trabajo intersectorial con PRODEMU e INDAP es tremendamente importante, puesto que gracias a este Programa hemos logrado sacar a las mujeres del espacio privado, para llevarla al espacio público, en el que ellas, a través de sus emprendimientos, reconocen un avance en su autonomía económica y en el camino a su empoderamiento. Para nosotros como PRODEMU, esta es una iniciativa que visibiliza la fuerza y el empuje de la mujer rural, la que ante todo pronóstico, es capaz de salir adelante cambiando su vida y la de su comunidad”.

Actualmente el Programa Mujeres Rurales está presente en las provincias de Capitán Prat y Coyhaique, donde se ponen a disposición cuatro áreas temáticas de formación, con enfoque en Desarrollo Personal, Desarrollo Organizacional, Gestión y Emprendimiento, Manejo del rubro, contenidos que llegan a las mujeres a través de un equipo de monitores especializados en los temas y una Coordinadora Campesina de Área.

Por su parte, el proceso que tiene una duración de tres años, posee además actividades complementarias como: ferias, giras técnicas, jornadas intergrupales, que debido a la realidad sanitaria del país, se han adecuado mediante la implementación de un plan de contingencia, el cual se evalúa periódicamente para tomar las mejores decisiones en pro del  bien de las mujeres y sus familias.

No obstante, el Programa ha seguido funcionando y adaptándose a la contingencia, de manera tal, que las participantes se han capacitado en redes de  medios digitales, con el objetivo de fortalecer sus competencias y mantener activa la comunicación de la red de mujeres, lo que ha dado muy buen resultado, puesto que no solo son herramientas que les permite en estos tiempos promover cada uno de sus emprendimientos, sino también, estar conectadas entre ellas y con sus familias.

Finalmente Nelly Pérez, Encargada del Programa Mujeres Rurales de INDAP Aysén, hizo un llamado a quienes se sientan interesadas en ser parte de esta red de mujeres, e integrar esta gran comunidad de aprendizaje y desarrollo personal, cuyos requisitos de incorporación son: Estar acreditada como usuaria de INDAP, Presentar una demanda a la Agencia de Área de INDAP o en las direcciones provinciales de PRODEMU, No estar recibiendo simultáneamente otro(s) incentivo(s) para cofinanciar un mismo apoyo con el mismo objetivo, No tener deudas morosas con INDAP, adquiridas en forma directa o en calidad de aval o codeudor solidario,  Suscribir y entregar a INDAP una Carta Compromiso (individual) o declaración simple (grupo) y finalmente,  ser mujer campesina.

Para mayor información, las interesadas deberán informarse en las oficinas de PRODEMU de Coyhaique y la Provincia de Capitán Prat, así como también en las Áreas de INDAP y Dirección Regional de la institución, ubicada en Ogana 1060, Coyhaique.