El presidente del Colegio de Profesoras y Profesores RM, Mario Aguilar, recalca que las y los Docentes quieren retomar la normalidad del sistema escolar lo antes posible, sin embargo, aclara que para ello deben estar aseguradas las condiciones sanitarias de cuidado tanto para las y los alumnos, como para sus familias y para las y los docentes.

Recordó que en el segundo semestre del 2021, el 95% de los colegios habilitaron la presencialidad, las y los profesores estuvieron presentes, pero que fueron los propios apoderados quienes no enviaron a sus hijas e hijos a los establecimientos, en un alto porcentaje, pues las familias no tenían confianza en las medidas sanitarias establecidas por el gobierno.

“Esa es la realidad, la gente no confió en las medidas del Gobierno, no estaban todas las condiciones óptimas. Lo que nosotros exigimos es que para el adecuado retorno a la presencialidad se deben dar las condiciones para todos los colegios de Chile, no pueden haber estudiantes de primera, segunda y tercera categoría”

Mario Aguilar agregó “no puede haber colegios pudientes que cuentan con las mejores condiciones y bajísimo nivel de contagio, y establecimientos donde ni siquiera hay mascarillas o alcohol gel, porque eso ocurrió el 2021, esto no se puede repetir y vamos a ser muy insistentes, tiene que haber igualdad de condiciones, no es aceptable éticamente que algunos niños cuenten con las condiciones de seguridad y otros no, y que corran un alto riesgo de contagio”

El Dirigente Metropolitano espera y confía que para el nuevo Gobierno ésta sea una premisa básica “iguales condiciones básicas para todas las niñas y niños, y esas son: mascarillas certificadas, ventilación cruzada asegurada, filtros de aire, distanciamiento de 2 metros por banco, por lo tanto es imposible poner a 45 alumnos en una sala y por lo mismo se debe suspender la jornada escolar completa mientras estemos en pandemia”

En este último punto, Mario Aguilar, explicó que con la eliminación de la jornada escolar completa, permite distribuir la asistencia de las y los alumnos en toda la jornada, algunos en la mañana, otros en la tarde.

Para el Dirigente éstas son las medidas básicas que deben implementar el Estado y el Gobierno debe asegurarlo, porque no es ético que hayan alumnos de primera, segunda o tercera categoría,  que algunos cuenten con óptimas condiciones y la gran mayoría, no.