Un llamado a sumarse a la campaña #YoMevacuno realizó el director del Servicio de Salud Aysén, Gabriel Burgos, enfatizando la importancia de que estos pacientes reciban la inmunización según el calendario establecido, acción que reduciría en un 100% el riesgo de complicaciones graves que provocan hospitalizaciones por COVID-19.

Esta semana, el calendario contempla a personas con comorbilidades (enfermedades crónicas) desde los 59 a los 46 años, además de personas con discapacidad (severa o profunda) en los mismos rangos de edad y que estén inscritos en el Registro Nacional de Discapacidad.

Gabriel Burgos, director del Servicio de Salud Aysén, manifestó que “el contar con un número importante de personas vacunadas es el primer paso para derrotar el COVID-19, por esto llamamos a los públicos objetivos -sobre todo a personas con enfermedades de base- a acercase a los centros de vacunación dispuestos en toda la región. Es importante recibir esta inoculación, ya que con eso se puede evitar contraer el virus y, en caso de contagiarnos, nos ayuda a evitar enfermar de gravedad o desarrollar complicaciones, permitiendo cuidarnos a nosotros mismos, pero también a nuestras familias y entorno”.

Cabe recordar, que los puntos de vacunación en la ciudad de Coyhaique son el Gimnasio Regional de Coyhaique, el auditórium del Ministerio de Obras Públicas y la Junta de Vecinos Los Ciervos.

¿Qué enfermedades son consideradas para la vacunación?

Las enfermedades y comorbilidades que son consideradas en este proceso de vacunación son las siguientes: enfermedad pulmonar crónica (asma bronquial, fibrosis quística, fibrosis pulmonar de cualquier causa y tuberculosis en tratamiento); enfermedades neurológicas (neuromusculares congénitas o adquiridas y epilepsia refractaria en tratamiento); enfermedad renal crónica (insuficiencia renal en etapa 4 o mayor, diálisis).

Igualmente, se pueden vacunar esta semana los mayores de 46 años que presenten las siguientes enfermedades y comorbilidades: enfermedad hepática crónica (cirrosis, hepatitis crónica y hepatopias); enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, enfermedades congénitas del metabolismo); cardiopatías congénitas (reumática, isquémica y miocardiopatías de cualquier causa); hipertensión arterial (en tratamiento farmacológico); y obesidad (IMC mayor a 30 en adultos).