El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Coyhaique condenó a Fernando Arturo Velásquez Velásquez a 300 días y 4 años de presidio –con el beneficio de la libertad vigilada intensiva por el total de las penas impuestas– en calidad de autor de los delitos consumados atentado contra la autoridad en concurso ideal con el delito de activación y arrojamiento de bomba molotov en la vía pública, respectivamente. Ilícitos perpetrado en noviembre del año pasado, en la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 23-2020), el tribunal –integrado por los jueces Rosalía Mansilla Quiroz (presidenta), Pablo Freire Gavilán y Mónica Coloma Pulgar (redactora)– aplicó, además, a Velásquez Velásquez las accesorias legales de suspensión de cargo u oficio público durante el tiempo de la condena por el delito de atentado contra la autoridad; más la inhabilitación absoluta perpetua para derechos políticos y la inhabilitación absoluta para cargos y oficios públicos durante el tiempo de la condena por lanzamiento de artefacto incendiario.

Asimismo, el tribunal estableció que el condenado deberá cumplir con la condición especial durante el tiempo de libertad vigilada intensiva, de permanecer en su domicilio seis horas diarias continuas, desde las 24 horas y hasta las 6 horas del día siguiente.

El tribunal dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que aproximadamente a las 23 horas del 6 de noviembre de 2019, “Velásquez Velásquez se encontraba en la vía pública, específicamente en el Paseo Horn de esta comuna, portando, sin autorización, un elemento incendiario en sus manos, consistente en una botella de vidrio, con kerosene, denominado molotov, la que prendió y lanzó hacia los funcionarios policiales que se encontraban en el lugar”.