Como un gran paso calificó el diputado Miguel Ángel Calisto la aprobación y el despacho del proyecto que limita el uso de plástico para la venta de alimentos, iniciativa que luego de dos años de tramitación quedó lista para ser ley y que a juicio del parlamentario, “es claramente una medida que va en la línea del cuidado del medio ambiente”.

Calisto explicó que “hace algunos días en la Cámara despachamos este proyecto, el que me parece que está enfocado en un tema muy importante, como es el cuidado del medio ambiente. La propuesta limita la entrega de productos de plástico de un solo uso y fomenta la reutilización del plástico”.

“De esta forma, con este proyecto nos despedimos de las bombillas, de los vasos de plástico no reutilizable, de los revolvedores y un sinfín de implementos que sólo incrementaban la contaminación, especialmente en el mar. Recordemos que en algunas partes del mundo existen verdaderas islas de basura y plástico que están a la deriva en el océano”, señaló Calisto.

Calisto agregó que “cuando se trate de consumo dentro del establecimiento estará prohibida la entrega de productos de “un sólo uso”, cualquiera sea el material del que estén compuestos. Para consumo fuera del local, sólo estará permitida la entrega de botellas de plástico retornables y productos de un sólo uso cuyos materiales sean distintos al plástico”.

El legislador señaló que “en el caso de productos de un sólo uso como vasos, tazas, tazones, pocillos, copas, envases de comida preparada que contengan alimentos líquidos o permeables y tapas que no sean de botellas, estos solo podrán ser de plástico certificado”.

Finalmente, el legislador señaló que “aún hay mucho trabajo por hacer porque es importante seguir avanzando en medidas para el control y gestión de los residuos domiciliarios, disminuir la presencia de botellas no retornables y buscar formas para generar más conciencia en la ciudadanía sobre la importancia del reciclaje y el cuidado del medio ambiente”.