El levantamiento de datos topográficos del Río Cabrillas en la Península Elisa, corresponde al inicio de la segunda etapa de desarrollo del Río Submarino que, a través de un ducto ubicado bajo el mar, llevará agua potable a Isla Las Huichas, informa el socio director y presidente de la empresa Via Marina, Félix Bogliolo.  La compañía de capitales franceses lleva adelante la obra y asumirá completamente la inversión que se estima entre los US$ 14 y 15 millones.

 

Los datos que se obtengan de este levantamiento permitirán definir cuál es la mejor opción para concretar la infraestructura de la iniciativa, así como otros datos técnicos de relevancia.

 

En octubre pasado el Concejo Municipal de Puerto Aysén aprobó una subvención para el financiamiento de la construcción del Río Submarino que llevará agua potable a la comunidad de Isla Las Huichas que sufre una situación permanente de escasez hídrica que la ha limitado en su crecimiento poblacional y su desarrollo turístico e industrial.

 

Si bien los tiempos del proyecto se ajustan a lo planificado, la emergencia sanitaria ha generado algunas demoras relacionadas con traslados y permisos. “Debido a las circunstancias de la pandemia que vivimos, los profesionales requeridos no pueden, por el momento, viajar a terreno para realizar el levantamiento topográfico, el cual es imprescindible para poder seguir adelante con los estudios de ingeniería de detalle del proyecto. Estamos a la espera de que se levanten las restricciones sanitarias, para poder viajar a la localidad”, explica el ejecutivo de Via Marina.

 

Río Submarino Sur-Norte Chile

 

El sistema consiste en la instalación de un tubo submarino, de un material plástico resistente, similar al que usan los chalecos antibalas y que le permite ser más fuerte que el acero y más flexible que la fibra de carbono. El tubo recorre el relieve del lecho submarino y alcanza cerca de 200m de profundidad hasta alcanzar la Isla Las Huichas, lastrado pero no anclado; transportando agua dulce que es más liviana que la del mar. El ducto tiende a flotar y ante una avería solo basta levantarlo a la superficie del mar, parcharlo y volver a poner peso para que retorne a su posición original.

 

Este proyecto se convertirá en un piloto del Río Submarino Sur-Norte Chile que hoy analiza el MOP para declararlo de interés público y que, en un futuro cercano, podría ser la solución para que otras zonas del país que sufren de escasez hídrica, tengan acceso a abastecimiento, al transportar agua desde la desembocadura de los ríos del sur hasta las regiones de O’Higgins, Valparaíso, Coquimbo, Copiapó, Antofagasta, alcanzando incluso Arica.